miércoles, 16 de abril de 2008

Funerales por internet


Cada vez es más común ver eventos deportivos o películas a través de pay-per-view, pero ahora una empresa ofrece en el Reino Unido ese mismo sistema de pago por visión para seguir por internet el funeral de un ser querido cuando no se pueda asistir en persona.

Celebra la muerte como a tu vida, ambos nacieron juntos. (Abel Desestress)

Ceremonia pay-per-view

Mediante ese servicio, puesto en marcha por la empresa Wesley Music y que ha sido tildado por muchos de macabro, la familia de un difunto paga alrededor de 75 libras (unos $150) -las tarifas las fija el tanatorio- para que el funeral sea retransmitido en directo por la red.

La familia obtiene un nombre de usuario y una contraseña que reparte entre sus parientes y amigos lejanos para que puedan seguir la ceremonia en sus pantallas de ordenador.

Una webcam instalada en la capilla del tanatorio, de la forma más discreta posible, hace llegar el servicio religioso a aquellos que no hayan podido asistir, se encuentren donde se encuentren.


Y es que fue precisamente pensando en aquellos que están lejos como surgió la idea de este servicio.

"Éramos conscientes de que cada vez más y más personas viven en otros países y a veces no son capaces de llegar a casa para una ocasión importante", explicó el director de Wesley Music, Alan Jeffrey.

Da el pésame on-line

"Los familiares que viven lejos pueden quedarse completamente excluidos de la ceremonia. Al menos, de esta forma, pueden sentirse implicados de alguna manera", consideró.

Hasta ahora han utilizado estos funerales "on line" personas que viven en España, Canadá, Australia, Estados Unidos y Alemania, comentó Jeffrey, para quien este sistema no sólo puede ayudar a quienes no han sido capaces de asistir al funeral, sino también a los familiares más cercanos.

"Para ellos, se trata de un día muy difícil en el que no se dan mucha cuenta de lo que está pasando. A veces, otros miembros de la familia recorren largas distancias para decir unas palabras especiales sobre el difunto, pero ellos ni siquiera las escuchan", explicó el director de la compañía.

Con este servicio, los allegados al difunto pueden volver a ver la ceremonia unos días más tarde, "con más calma", ya que la retransmisión está disponible hasta una semana o, incluso, más, añadió.

Jeffrey recalcó que se trata de un sistema muy discreto y seguro, ya que a la ceremonia sólo pueden acceder las personas que designe la familia del difunto, que es la que se encarga de controlar quiénes pueden disponer de la contraseña.

De momento, alrededor de una decena de tanatorios en el Reino Unido ofrecen ya el servicio y, en ocasiones, las familias pueden disponer también, como un servicio extra, de DVDs y cintas de audio con el servicio religioso.