jueves, 24 de abril de 2008

¿Cómo sobrevivir sin sexo?


Un equipo de científicos descubrió cómo ha logrado sobrevivir 70.000 años una especie de pez hembra que no se reproduce sexualmente.

El sexo es la fusion de energias, por ello brinda diferentes resultados. (Abel Desestress)

Según los investigadores de la Universidad de Edimburgo, en Escocia, el pez molly amazónico, Poecilia formosa emplea "trucos" genéticos de supervivencia para evitar la extinción.

Los expertos creen que molly ha logrado sobrevivir miles de años gracias a que interactúa con machos de otras especies para desencadenar el proceso de reproducción.

Esta especie formada sólo por hembras, se encuentra principalmente en el sur de Estados Unidos, México y parte de Colombia, y durante mucho tiempo se ha creído que está amenazada de extinción ya que con la reproducción asexual ocurren cambios perjudiciales en los genes a través de las generaciones.


Molly -igual que otras especies asexuales- utiliza una técnica de reproducción llamada ginogénesis, con la cual los descendientes son "clones" de la madre que no heredan ningún material del ADN del padre.

Debido a que todas las especies ginogenéticas son hembras, la activación de sus óvulos requiere el apareamiento con machos de especies cercanas pero no hacen uso del esperma y así, éstos no contribuyen con ningún material genético.

Trucos genéticos

Para descubrir cómo ha logrado sobrevivir tanto tiempo el pez molly, a pesar de las mutaciones genéticas generacionales, los científicos de la Universidad de Edimburgo estudiaron complejos modelos matemáticos.

Calcularon el tiempo de extinción del pez basado en modelos de los cambios genéticos ocurridos durante miles de generaciones.

Los resultados mostraron por primera vez que, basados en los modelos actuales, el pez tuvo que haberse extinguido en los pasados 70.000 años.