lunes, 17 de marzo de 2008

Las escuelas, objetivo de los psicópatas


Nadie es mas importante que tu, cuando no lo sientes así, el hombre hara cualquier estupidez, para llamar la tención. (Abel Desestress)

Desde la masacre de Columbine, ocurrida en 1999 y que dejó 15 muertos, una gran cantidad de psicópatas han puesto su objetivo en las escuelas, la mayoría centros en los que habían estudiado anteriormente

18 años (apodado Reb) y Dylan Klebold de 17 años ( VoDKa), quienes entraron en la escuela, de donde eran alumnos, armados con 2 escopetas, una de ellas recortada, una carabina Hi-Point 9 x 19 mm, una Tec 9 semiautomática y pistolas de bajo calibre, 30 granadas caseras de mano, bombas llenas de clavos y un tanque de propano equipado con explosivos, disparando indiscriminadamente en la cafetería y pasillos de la escuela.
El resultado fue la muerte de 12 estudiantes adolescentes y un profesor, y el suicidio de los autores de la matanza

El caso más reciente, Alemania
Un joven encapuchado y armado con explosivos y armas de fuego hirió el pasado 20 de noviembre a 37 personas antes de suicidarse tras asaltar un colegio de pequeña localidad de Emsdetten, en el oeste de Alemania.

La policía le identificó como un antiguo estudiante de 18 años del centro de enseñanza secundaria Scholl, donde tuvo lugar el suceso, que era conocido de las autoridades.

El asaltante, de 18 años e identificado como Bastian B., había desarrollado un vídeo en el que se representaba a un individuo armado, que disparaba a una pareja desnuda a cuyos integrantes hacía estallar, según reproduce hoy el diario 'Bild', del material incautado en su ordenador

Ataque a un colegio amish
Un individuo de 32 años mató el pasado 2 de octubre a tiros a tres niñas de la comunidad amish e hirió a otras siete en una escuela de Pensilvania por una vieja rencilla de hace 20 años. Días después, fallecieron otras dos de las niñas heridas en el ataque.

Roberts, de 32 años de edad, no era "amish" y aparentemente no eligió esa escuela por el credo religioso de la comunidad sino porque tenía la intención de matar niñas. Además, había confesado a su mujer que abusó de dos menores hace 20 años.
Al parecer, el agresor pretendía alargar su asalto a la escuela, ya que, además de una escopeta, dos pistolas, dos cuchillos y 600 balas, llevó consigo ropa, papel higiénico, herramientas y varios rollos de cinta adhesiva transparente.

Asalto en Wisconsin
Un estudiante de 15 años de edad abrió fuego el 29 de septiembre en una escuela en una zona rural de Wisconsin (EEUU) e hirió al director del centro, quien fue trasladado en condición grave a un hospital de Madison, la capital del estado.

Según alumnos que fueron testigos del incidente, el joven, que según algunas versiones había sido expulsado temporalmente del centro educativo, llegó en la mañana a la escuela armado con una escopeta.

Un bedel forcejeó con el joven y le quitó el arma, pero el sospechoso corrió hacia uno de los pasillos de la escuela, sacó una pistola calibre 22 y disparó al menos tres veces contra el director del centro, John Klang, quien intentaba desarmarlo.

El turno de Colorado
Un día antes del ataque en Wisconsin, un hombre armado tomó una escuela en Colorado, oeste de Estados Unidos, y violó a las estudiantes de secundaria que mantuvo como rehenes antes de disparar fatalmente contra una de ellas y suicidarse.

El pistolero, quien fue identificado como Duane Morrison, de 54 años, tomó a seis estudiantes como rehenes en la escuela secundaria de Platte Canyon tras ingresar al complejo educativo al mediodía, en Bailey, unos 55 km al sur de Denver, capital de Estado.

Muerte en Montreal
El 14 de septiembre Kimveer Gill, de 25 años, irrumpió a tiros en el Dawson College, matando a una persona y dejando heridas 19 antes de ser abatido por agentes policiales.

Gill, oriundo de Laval, cerca de Montreal, tenía varias fotos en el sitio de internet vampirefreaks.com. Una foto en vampirefreaks.com muestra una lápida con su nombre y la frase: "Vivió fugaz, murió joven. Dejando un cuerpo mutilado".

Además, tenía una página de internet donde confesaba que jugaba a un videojuego sobre la masacre de Columbine.