miércoles, 25 de junio de 2008

El gobernador del estado de Florida, Charlie Crist, planea de comprar más de 75.000 hectáreas

El gobernador del estado de Florida, Charlie Crist, anunció planea de comprar más de 75.000 hectáreas utilizadas para el cultivo de caña de azúcar y restaurarlas a su estado natural.
El estado le pagará a la empresa estadounidense, US Sugar, US$1.700 millones por los terrenos que luego serán convertidos en pantanos y canales navegables e incluidos en el Parque Nacional de los Everglades.

Los ambientalistas han recibido la noticia con beneplácito, describiendo el proyecto como la mayor restauración en la historia de los Estados Unidos.

Sin embargo, los productores de azúcar están preocupados porque la industria podría perder hasta 2.000 puestos de trabajo.


Participe: ¿Debe salvarse el medio ambiente aunque se pierdan empleos?
Los Everglades es un complejo sistema ecológico descrito como un ancho río de verdor sin cauce que discurre imperceptiblemente por gran parte del sur del estado de la Florida, desde el lago Okeechobee, en el norte, hasta el mar en la Bahía de la Florida, al sur.

Nadie se atrevía a tocar el tema, a pesar de que el azúcar era la causa del deterioro de los Everglades. Pero la industria azucarera en la Florida tiene poderosos amigos en ambos partidos políticos

Richard Weisskoff, economista ambiental de la Universidad de Miami

El pantano es santuario de innumerables especies de flora y fauna - algunas amenazadas como el manatí - además de ser el hábitat de los pueblos indígenas Micosukee y Seminole.

Sin embargo, la expansión poblacional y agrícola durante gran parte del siglo XX contribuyó al deterioro de este frágil ecosistema, contaminando sus aguas y reduciéndolo en tamaño.

Patrimonio Mundial

Lo que la UNESCO había colocado en la Lista del Patrimonio Mundial en 1979 ingresó en la Lista en Peligro en 1993.

"El gran enemigo de los Everglades es el azúcar", dijo a BBC Mundo Richard Weisskoff, economista ambiental de la Universidad de Miami. "Los Everglades son un verdadero desastre".

Según Weisskoff, todos los proyectos a lo largo de las décadas tan sólo habían contribuido a empeorar la catástrofe a pesar de la cantidad de dinero y buena voluntad invertida.


Los Everglades son santuario de varias especies de fauna y flora.

Esto se debió a que, según el catedrático, los planes de restauración eran poco sistemáticos y al margen del verdadero problema, del problema que nadie quería mencionar: el azúcar.

"Nadie se atrevía a tocar el tema, a pesar de que era la causa del deterioro de los Everglades. Pero la industria azucarera en Florida tiene poderosos amigos en ambos partidos políticos", subrayó Weisskoff.

Sin embargo, algunos representantes de la industria azucarera han expresado preocupación por lo que este acuerdo podría significar para ellos, pues US Sugar es el principal productor de azúcar de caña de EE.UU. Añaden que importaciones baratas han llevado al cierre de varios ingenios.

"Esta es nuestra vida, nuestro sustento" dijo a la BBC Ardis Hammock, dueña de una plantación de caña de azúcar. "Mi esposo ha trabajado aquí por 35 años. Nuestro hijo, Robert, de 25 años, acaba de empezar a trabajar y nuestra hija, Sarah, va a abrir una sucursal bancaria la próxima semana... Todo nuestra economía está atada a la industria azucarera", aseguró.

Restauración

El problema empezó cuando a las empresas azucareras se les adjudicó un área de cultivo al sur del lago Okeechobee que obstruyó el flujo natural del agua hacia el sur.

El agua tuvo que buscar otras vías, alrededor o a través de los cañaverales. Pero, cuando finalmente llegaba al sistema de los Everglades arrastraba químicos y abonos que contaminaron las aguas, afectando así la vida silvestre y a los pueblos indígenas que dependen de éstas.

Es por eso que algunos grupos ambientalistas elogian el acuerdo recién pactado, convencidos de que en un par de décadas los Everglades regresarán al estado que tenían antes de la llegada del hombre blanco.

(El acuerdo es) tan monumental como lo fue la creación de la primera reserva nacional, el Parque Yellowstone

Charlie Crist, gobernador de la Florida

El gobernador Crist dijo que el acuerdo es "tan monumental como lo fue la creación de la primera reserva nacional, el Parque Yellowstone".

Sin embargo, el profesor Weisskoff opina que es un acuerdo que no sólo llegó 30 años tarde, sino que está condicionado a ciertas concesiones que responden a mercados cambiantes.

"Este no es el primer gobernador que habla de comprar esas tierras para rehabilitarlas para el medio ambiente", aseguró Weisskoff. "Algo está pasando en el mercado del azúcar y en otros mercados".

"A cambio de la venta de las tierras, las azucareras tendrán permiso de construir viviendas, ampliar zonas urbanas y explotar la minería. US Sugar tiene la mina más grande de caliza en la Florida en el condado de Palm Beach".

Según el acuerdo, US Sugar continuará cultivando y procesando la caña de azúcar en las tierras durante seis años más antes de cerrar la empresa completamente para dar paso al proyecto.

El pantanal restaurado contribuirá a la limpieza del agua contaminada en los Everglades.

Aunque la medida es prometedora, el profesor Weisskoff resalta que los ambientalistas deben estar atentos.

"Es bueno que el gobierno y las empresas apoyen el plan. Pero todo fue acordado tan repentinamente. Debemos leer la letra fina. No queremos tapar un hueco excavando otro".