martes, 30 de diciembre de 2008

Año Nuevo, energía positiva


Definir las metas y el camino a seguir es fundamental, de manera a estar preparados, equilibrados y conscientes de las iniciativas que se tomen, y en los que paso a paso, como un buey, se pueda ir arando hacia el horizonte cumpliendo las metas que en años anteriores se dejaron a medias o no se lograron. Y afrontar con más energía los nuevos retos.

Al año 2009 le corresponde –según el horóscopo chino– al búfalo. ¿Por qué lo del buey? Según los entendidos, posee la particularidad de ser manso y fuerte a la vez, y a partir de esta “metáfora” bien vale pensar en lo que puede significar para cada uno de nosotros en el año que se inicia mañana.

Aunque estas fechas son consideradas altamente sensibles, la profesional señala que la mejor manera de comenzar con el pie derecho el 2009 es mostrar actitud positiva. “Este es el “amuleto” que identificará a las personas que desean tener un año distinto, más espiritual, disciplinado y laborioso. Es importante realizar un “refuerzo” espiritual que nos prepare para el desapego de las cosas materiales y nos acerque a nuestro ser. Así estaremos más preparados para un año que exigirá mucho trabajo y algunas carencias”, enfatiza.

En sociedad

Este mundo globalizado hace que cada individuo piense más en “sociedad” y con esto será necesario –indica– ponerse en sintonía con el tiempo en que viven las demás sociedades. “Como ejemplo de esto es posible que pensemos más en el respeto a la naturaleza y en la ecología. Y es posible preanunciar que este será un año en el que es imperioso valorar el trabajo, puesto que muchas personas conciben que es la única fuente de éxito y felicidad en la vida”.

Sin conformismo

Además, sin llegar al conformismo, es necesario aprender a aceptar ciertas situaciones como están y verle el lado bueno. “Ese positivismo se puede ver en que es posible “pasar a otra cosa”, y a ser más fuertes a la hora del desapego de lo negativo y a canalizar mejor las energías en proyectos positivos como el trabajo, la familia, el desarrollo personal y profesional, así como todas las aspiraciones interesantes que propone todo nuevo año”.

Cosechas lo que siembras

Gabriela concluye que “la vida tiene que ver con elecciones. Elegir como vivir este 2009 dependerá de la actitud.

“Solo los grandes espíritus son capaces de darse sin esperar nada, más que la satisfacción propia de existir” (Abel Desestress)